Retsé

Historia XXI. La gran fiesta


Sentía toda una orquesta en mi cabeza, llamando… Así me fui caminando entre los árboles para ver de qué trataba… Había mucha gente, solo sentí una alegría nunca antes percibida…

Sonreía y sonreía. Todos estábamos brillando. Era cierto. Sí era real. Y de repente… sentí que algo cayó del cielo… Eran papeles, montones de hojas con letras.

Por supuesto que comencé a atraparlas. ¡Eran noticias! Nos llegaron las noticias de grandes fiestas alrededor del mundo. Mis amigos, junto con distintos contactos llevaban años planificando esto, incluidos los estudios de animación, grandes artistas y muchas compañías.

Todos los que estaban en esta fiesta también me ayudaron a atrapar las cartas. Eran distintas, con hermosas letras, diseños y aventuras… ¡Pronto íbamos a proceder con su lectura! ¿Qué ocurrencias nos traerían?

final-1

De un pronto a otro comencé a ver miles de rostros reflejados en el cielo… conocidos y otros no… Las cartas seguían cayendo…

No podíamos esperar, todos queríamos saber qué había en ellas, así que con mucha alegría, alzamos la voz para contar las historias…

Algunos hacían un recuento de mis aventuras por diversos países, desde el puro inicio. Estaban escritas las experiencias más gratificantes que habían percibido en momentos difíciles.

Otros contaban los distintos proyectos que estaban ejecutando en sus respectivos países para ayudar con la restauración de este mundo y hacer un lugar más colorido donde reinara el amor y la paz.

Todos estábamos con lágrimas que llegaban al corazón. Esta sorpresa era mágica, provocaba que nuestros seres volvieran a brillar y creer.

¡Qué divertido! Einstein (como siempre) envió una carta que tituló: ¡No hay tiempo! Ya ustedes podrán imaginar su humor:

“Querida Retzer. ¡No! Es Retsé. –¡Ay Einstein! Nunca aprendió–. Me encuentro disfrutando de un momento relajado en Chile (con algunas cuantas escapaditas al laboratorio para crear). Amiga querida, fundé una escuela en un pueblo, estamos haciendo cosas nunca antes hechas en el sistema educativo. ¡Tienes que darte una vuelta! Esto está muy eléctrico, muy físico, muy químico, a veces con gravedad y otras veces no… Pero muchas veces atravesamos agujeros negros… 😀 Bueno, hay mucho que hablar… ¡Estoy disfrutando y sé que tú también! ¡VIVA LA VIDA!”

¡Él siempre así… tan único! Habían tantas noticias, tantos sueños, tantos proyectos en camino, tanto arte. Esto simplemente provocó que nuestras almas parpadearan. Los invitados también leyeron otros relatos… Eran demasiados. Como dijo Einstein: ¡No hay tiempo!

final-3

Estábamos impactados por todas las bellas expresiones provenientes de muchos SERES. Una vez que medio procesamos esto, gritamos con mucha energía: ¡Sí! ¡Es ahora! ¡Celebremos! No paremos el sentimiento. ¡Bailemos!

En ese ambiente eufórico, Divad se acercó, como siempre, sospechoso… y así como lo hizo en México, me tomó del brazo para llevarme nuevamente a esa escena en Malinalco.

¿Y ahora de qué se trataba? Bueno, de una conversación pendiente. Algo que deseaba contarme desde que llegué a este mundo, pero solo AHORA era el momento.

— La fuerza más grande que se puede generar para acabar con todo el pasado es sin duda el AMOR. Y recuerda: el arte busca conectarnos con esta gran fuerza. Es una planificación de sentimiento/meditación.

Me quedé como congelada, dejando que la luz en las palabras de Divad calaran.

— Es tiempo del reinado… Eso hemos estado esperando toda la vida. Ya se ha estado preparando un ambiente y la luz está llegando, poco a poco. Llega cada vez más. El Creador pronto revelará y se revelará. Es el camino a la redención… Pero hay algo más y es una sorpresa…

No aguanté. Bajé mi cabeza y comencé a llorar. No era de tristeza, era de una presión en el corazón, como cuando anhelas algo muy fuerte o como cuando no sabes qué decir o hacer. Es solo una sensación. ¡Un regalo!

— Gila Manolson dijo que la verdadera belleza es aquella que combina la parte eterna con la parte interna. Pero ya no te diré más. Mejor que suceda y lo verán, concluyó Divad.

Que todo lo que tenga que suceder, acontezca en su momento adecuado. Impactados y con mucho amor en medio, nos incorporamos a la fiesta.

final-5

La música fractal estaba entrando en acción, trayendo ese “prometido cuento” a la realidad. Los medios de comunicación no lo podían creer. La ola de expectativa era impresionante. Ya antes se había estado anunciando, pero solo algunos, con cierto nivel de intuición particular, lo sabían y lo anhelaban.

En esto siempre hay gente preparada, y otra no, pero es necesario para mostrar una vez más que existe un Creador capaz de hacer TODO, lo que nuestra mente NO comprende. Este Universo musical inteligente, como lo dijo una vez Einstein, es real y sincero.

Allí empezaron a llegar algunos personajes conocidos como Audrey Hepburn, quien dio un discurso muy sabio e impactante. También otro de los regalos fue la presencia de Stevie Wonder, quien ya había comenzado a envolver a todos con su magia.

El lenguaje de las almas comenzaron a lanzar sonidos de buenas acciones… Nos fuimos encontrando con personas llenas de bondad, influyendo y sanando esas marcas provocadas en distintas ciudades. El gran refugio se encontraba muy dentro de cada uno… ¡un refugio de felicidad y luz para la eternidad!

final-7

Acá podrán ver el rompecabezas de todas las imágenes correspondientes a esta historia.

imagen-final

Noticias Mi Ciudad

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s