Retsé

Historia XI. Revelación de secretos


No es algo que planeas o alguien planea por tí. Siempre he pensado que la espontaneidad es “la maestra” por excelencia. Cuando te das cuenta, estás de un pronto a otro sumergido en vivencias u ocurrencias con misteriosos secretos.

Desafortunadamente te encuentras con muchas personas, envueltas en cadenas o fiestas. Los riesgos siempre llegan, no necesariamente de manera negativa, pero en Putre todo parecía un poco gris. Lo malo es no saber qué hacer, peor cuando sientes que la enfermedad se aproxima a ti.

Allí en Chile no fue nada fácil, aunque si hubo una agradable experiencia con Einstein, alguien de admirar. Una vez más, debía ser consciente de que era imaginación. No estaba. Ya se había ido hace mucho tiempo. Para mí era muy verídico. Al menos “en mi sueño” pude trabajar con él y lo mejor de todo: ÉL SÍ ME ENTENDIÓ.

— ¡Shalom javerim! (hola amigos). ¡Boker tov! (buenos días), respondí con sonrisa.

— ¡¡¡Boker tov!!!!, gritó un grupo de hombres en el mercado ubicado en Agrippa Street (Calle Agrippa).

Me encontraba de paseo en Israel. Andaba de visita y en algunos cuantos proyectos. En ese momento compraba alimento en el Mercado Mahane Yehuda conocido como “El Shuk”, ubicado en Jerusalén. Es un espacio al aire libre, con algunas partes parcialmente cubiertas y con más de 300 vendedores.

Allí se pueden comprar verduras, frutas, pescados, quesos, etc. Integra lo moderno y viejo, con restaurantes, tiendas, aromas, sabores. Se ha ganado el corazón de extranjeros y residentes, convirtiéndose en uno de los lugares más famosos del país. Es un espacio que nos provee de identidad, simboliza lo que somos y nos atrae con pasión.

Revelación de secretos, Retsé, Parte I

Sé que para muchos es complejo hablar de este país. Diariamente se produce información y noticias con imparcialidad y subjetividad atribuyendo toda la culpa a él. Yo tampoco me atrevería a lanzar un juicio, primero porque no soy experta en el tema y segundo, porque las palabras pueden rebotar. Lo cierto es que refugia magia, misterio, aventura.

Israel es un país de Medio Oriente, habitado por miles de personas, incluyendo turistas. Es el lugar de cristianos, musulmanes, judíos, armenios, etc., y un lugar con más de 3000 años de historia. Han vivido muchas guerras y tiempos de violencia. Imperios, naciones, civilizaciones han tratado de destruirlos y ¿saben qué ha pasado?

Egipto Antiguo: cayó
Filisteos: cayeron
Imperio Asirio: cayó
Imperio Babilónico: cayó
Imperio Persa: cayó
Imperio Griego: cayó
Imperio Romano: cayó
Imperio Bizantino: cayó
Cruzadas: cayeron
Imperio Español: cayó
Alemania Nazi: cayó
Unión Soviética: cayó

Desde su fundación como Estado (aunque mucho antes) ha representado controversias, todos en busca de una posesión: la Tierra Prometida o Tierra Santa como se conoce, pero también por otros factores. El pueblo judío representa una de las naciones más pequeñas, pero con grande valentía por dentro.

Volviendo al misterio que encierra, todos los días puede suceder algo, a nivel individual o colectivo. Creo que es el lugar perfecto para la fantasía, y como algunos piensan que me suceden cosas irreales, seguiré contando “los sueños”, si así desean apedillarlo.

Revelación de secretos, Retsé, Parte II

Después de haber visitado el Shuk, caminé de vuelta a casa. Estaba ida en mis pensamientos como de costumbre; y concentrada en los colores y la arquitectura. Amo eso, efectuar una apreciación artística una y muchas veces.

No tengo recuerdo de haber visto algo más allá de edificios, cuando de repente di un paso y de manera “sobrenatural” se me apareció un joven judío. No era ultraortodoxo (los que usan trajes negros), era judío ortodoxo y andaba su kippá (es una gorra pequeña utilizada por los hombres y simboliza la conciencia de que D-s está por encima de cualquier ser viviente).

— Hola, ¿puedes indicarme dónde queda el Kotel (muro de los lamentos)?

— Bueno, puedes irte por acá, señalé con un mapa de la ciudad. Estaba un poco confundida porque si era judío y además cargaba sus libros de estudio, ¿por qué preguntaba algo que debía saber?

— ¿Cómo te llamas?

— Retsé.

— ¿Eres de ellos?

— ¿Cómo? ¿Por qué? ¿De quiénes?

— Pregunto por tu collar de olivos.

— Mmmm, buenoo, ehhh. ¿Quiénes o qué son ellos?

— ¿Cómo? ¡Ellos!, todo mundo lo sabe.

— Es realmente complejo. No voy a responder. 

Revelación de secretos, Retsé, Parte III

El joven no quitaba su mirada del collar de olivos. Me sentí intimidada, no amenazada. Fue extraño todo lo que preguntaba, de la nada y sin conocerme. Solo sé que debía cuidarlo, según las órdenes de Divad.

— Debo confesarte algo, dijo el joven.

— ¿Sí? Dime entonces.

— Yo sí sé donde queda el Kotel.

— Claro, sabía que sabías. Vi tu kippá, tus cuadernos y libros de estudio.

— Pregunté solo porque observé que eras muy agradable. Te vi y me acerqué.

— ¡Oh! Bueno. Gracias. Debo irme.

Cuando dije adiós, él también lo hizo. Subí una cuesta y cuando volteé mi mirada para ver si seguía allí, ya no estaba. Fue algo un poco escalofriante, si era real ¿por qué en cuestión de segundos ya no estaba? ¿Dónde se habría metido? Eso me parecía un poco aterrador.

No sé que estaba pasando pero todo el mundo en la calle comenzó a ver mi collar de olivos. No sabía nada y ya me estaba preocupando. Solo sentí un fuerte impulso por correr. Alguna advertencia me llamaba.

Revelación de secretos, Retsé, Parte IVNoticias Mi Ciudad

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s