Emisarios de Ilusión

Experiencia fractal


Dibujo: Freepik
Dibujo: Freepik

En mi mente había una vaga noción del término fractal. Sabía que explicaba la existencia del Universo, y por tanto, de todos nosotros.

Aún así no me había detenido a pensar más allá de su generalidad, solo que daba equilibrio y armonía. Entonces vi algo que llamó mi atención para explorar más y participar de su concepto práctico.

Me fui con una amiga a una charla-demostración llamada “Música fractal”. ¡Sí! Sabía que esto tenía mucho que ver con las ondas que se balancean para allá y para acá dando musicalidad a este Universo infinito.

Pero… ¿de qué trata todo esto? ¿Qué es un fractal? ¿Cómo esto se aplica entonces a la música, a la escritura, a las finanzas, a la arquitectura, a la medicina?

Un fractal, de acuerdo a la Real Academia Española es una “estructura iterativa que tiene la propiedad de que su aspecto y distribución estadística no cambian cualquiera que sea la escala con que se observe”.

En palabras más simples, se trata, de un objeto o una figura, puede ser plana o espacial, pero su apariencia es la misma, sea cual sea la escala utilizada. Su dimensión métrica fractal, como la llaman, es un número no entero.

Los fractales pueden ser creados por personas o pueden encontrarse ya en la naturaleza, como flores, caracoles, galaxias, o arte.

De hecho estamos llenos de fractales, y en cada decisión que tomamos, aparecen. Es ciencia pura que explica. Es arte que hace sentir. Es pensamiento y sentimiento que se activan con nuestro SER en acción libre.

Los fractales son distintos, bellos, infinitos. Producen contrastes, sonidos, silencios. Por ejemplo, cuando nos referimos a la MÚSICA FRACTAL, estamos hablando de sonidos generados de forma repetitiva con patrones específicos.

“Los fractales parten de las premisas matemáticas pitagóricas, así se trabaja y se desarrolla la vida. La ciencia inicia cuando uno se pregunta. De hecho es aprender a resolver y aprender a hacer cierres de forma armoniosa, matemática, melódica y científica. No existe lo feo, ni lo bonito. Existe SOLUCIÓN”, escuché de Patricio Torres, músico costarricense y expositor de la charla.

Los fractales logran crear una composición armónica, pero utilizando ambas direcciones: horizontal y vertical, complementarias para evitar el desequilibrio. Es así como llegaríamos a promover la calidad de pensamiento y de elaboración.

Ya por mucho tiempo nos hemos estado alimentando de cosas externas, sin mirar el verdadero propósito del crecimiento, de la SALUD INTERNA.

Los fractales son responsables del entendimiento del caos, aunque sean complejos de definir bajo métodos o conceptos clásicos.

Ellos nos proveen de un sistema novedoso, aunque en realidad siempre ha existido, solo que en la actualidad recupera sus orígenes ante sistemas ya obsoletos.

No hemos estado despertando el SER ni HACER. Nos hemos estancado en el enfoque de pertenecer. Ya es tiempo de transmitir nuestras acentuadas creaciones del alma. ¡Así que a descubrir y accionar nuestros fractales!

Dibujo: Freepik
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s