ADN Energético

Así pasa


Dibujo: Freepik
Dibujo: Freepik

— Todo lo que gira en nuestro entorno tiene que ver con amor… Y sé que tu búsqueda de explicación tiene una ruta marcada con ese sentimiento inexplicable e intenso que rara vez se experimenta, pero que cuando llega, impacta y transforma.

— Sí. Sé que todo tiene que ver con amor, pero hay algo específico y eso es inevitable en las personas, algo que alguien piensa jamás pasaría, o al menos, que no sucedería más… o de esa manera.

— Porque ese pensamiento viene luego de creer que es la última decisión, y de repente, todo cambia, incluyendo los protagonistas, y la vida sorprende. Eso que uno pensaba solo existía en la imaginación, toma forma, pero la explicación parece no aparecer o no estar. Y eso nos envuelve en una búsqueda interna con caminos externos. El sentimiento de amor es complejo y a veces en la vida nos lleva a emprender búsquedas para comprenderlo. Es una travesía interna, enorme y larga, pero también con rutas externas, nuevos personajes que irrumpen en nuestros cuestionamientos y nos ponen a pesar todas nuestras decisiones, donde no se quiere dañar a nadie, donde no todos lo comprenden. Donde a veces pareciera que la respuesta no es tan clara, pero hay certeza en el corazón. Lo único que uno debe entender es que ese amor es atemporal, el tiempo es infinito, porque es trascendente a lo natural. No se queda en algo comprensible para los sentidos, pero requiere paciencia. El amor prueba nuestra condición humana, pone a prueba nuestros tiempos y prueba las distancias.

— ¿Entonces no se llega a materializar?

— No, claro que sí, puede darse, pero no cuando nosotros pensamos o creemos que es, sino cuando el alma está dispuesta y lista a enfrentar todo lo que eso conlleve. El amor es un desafío para el cual hay que prepararse, porque aunque es hermoso y mágico, también te pone a prueba, trae renuncias, trae esfuerzos, se basa en decisiones de coraje. El amor es una lucha sin fin, es como si fuéramos guerreros, cada día que pasa es un entrenamiento para enfrentar la batalla, donde hay obstáculos que enfrentar, personas o situaciones que se levantarán en contra, pero donde uno debe tener claro la fuente de la fuerza que mueve ese amor, que es Dios, porque el amor que viene de Él no es egoísta, no es jactancioso, no se enaltece, ni es soberbio. Es ahí cuando te das cuenta de que tienes que seguir y vas a obtener la victoria.

Autora: Leah Netzer
Dibujo: Freepik 
Noticias Mi Ciudad

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s