ADN Energético

Ciprés en la vida


cipres

 
Nació en un lugar no muy lindo, lleno de suciedad e incomodidad, pero su olor llegó a derretir como ciprés en todas las estaciones del año.

Arrivó con todo un destino de amor y compasión, arrivó para entregar un oasis de las aguas más puras y refrescantes.

Fue entregado como presente inusual e inesperado, envuelto en grandes misterios y obras.

Vino a repartir sonrisa, esperanza, amor. Vino aunque nadie lo pidió, pero vino porque era necesario. Vino porque era el momento, vino para notarlo y anhelarlo.

Se levantó con valentía y presencia, caminando al lado mío y suyo. Se levantó en medio de corazones rotos, sucios y oscuros. Se levantó con perfección, inmensidad y profundidad.

Este año, el otro año y todos los años llega, se hospeda y celebra. Es impulsado por nuestros rostros a derramar su fragante ciprés completamente en nuestras vidas.

Christy Petri (Quesada Segura)

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s