ADN Energético

Afán de los días


 

Cada día nos levantamos con la rutina en nuestras mentes, manos y hasta en nuestros ojos y labios.

Nos levantamos con el peso del afán impuesto por todos y por nosotros mismos. Nos levantamos sabiendo que hay un estorbo de apuros y tiempos.

Esto es cada día, no hay excepción, pues su figura está revestida por este afán.

Cotidianamente luce un mismo traje. La única diferencia son las estaciones y las actividades… pero todo lo demás es así…

Y nos levantamos progresivamente con el peso del ahínco, ambición y codicia…todo unido…Realmente fastidioso y hueco…

Christy Petri (Quesada Segura)

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s